Tag: seguros agrícolas

Buen Tiempo para los Seguros

Resumimos una propuesta del INTA Lechero para aportar a la sustentabilidad de las empresas tamberas desde un tipo de cobertura basada en índices climáticos.

INTA/Campolitoral

La producción agropecuaria está expuesta a diferentes riesgos que pueden afectar la economía de las empresas: climáticos, fitosanitarios, de mercado, económicos. Su manejo requiere la implementación de diferentes estrategias, entre las que se encuentran los seguros agropecuarios.

En Argentina, el mercado de seguros agroclimáticos se ha desarrollado a partir de coberturas que requieren inspección in-situ. Un producto novedoso que elimina esta etapa reduciendo su costo es el seguro basado en un índice climático, también llamado paramétrico. En este tipo de coberturas se asegura un nivel del índice por debajo -por encima- del cual corresponde indemnizar.

Entonces, la compensación se paga por el valor del índice climático sin necesidad de denunciar el siniestro ni verificar el daño in-situ. El índice climático necesariamente debe estar correlacionado con los rendimientos y debe monitorearse en estaciones meteorológicas oficiales. El uso de seguros de tipo paramétricos es recomendado para eventos climáticos muy severos y/o de tipo catastróficos.

Cobertura paramétrica

A partir del estudio “Lechería en áreas con restricciones edáficas y climáticas en el Dpto. San Cristóbal, Santa Fe”, se diseñó una propuesta de cobertura paramétrica para proteger a las empresas de producción de leche del riesgo de eventos adversos de precipitación (Gastaldi, 2009). Este desarrollo fue posteriormente ampliado a través de un convenio (Sancor Seguros-INTA EEA Rafaela), trabajo que actualmente se encuentra en etapa de validación (Gastaldi y otros, 2010).

La cobertura utiliza el índice de precipitación estandarizado (IPE) como indicador de la ocurrencia de eventos extremos de precipitación. Este índice es estimado rutinariamente por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para todas sus EM y publicado en http://www.smn.gov.ar/?mod=clima&id=55.

El IPE se calcula con una periodicidad mensual, y refleja variaciones de las lluvias acumuladas de un mes (o mayor escala temporal como por ejemplo 2 meses, 6 meses, etc) respecto a la normal de una serie histórica determinada (1961-2000 en el caso del SMN). De esta manera, este índice permite realizar un seguimiento de la ocurrencia de eventos de déficits o excesos de precipitaciones en distintas escalas temporales, pero no es un indicador directo de intensidad (mm/hora) ni de anegamiento (agua en superficie). El seguro propuesto cubriría eventos extremos de precipitación, de tipo catastróficos, que se suponen exceden la capacidad de manejo o gestión de este riesgo por parte del productor tambero.

Cálculo

En caso de verificarse un evento extremo de precipitación el productor tambero tendría derecho a percibir una indemnización que se expresaría como porcentaje de la producción mensual de leche asegurada.

La compensación se calcularía teniendo en cuenta el valor del IPE en la EM elegida como referencia por el productor tambero y coeficientes unitarios de pago. Estos coeficientes fueron determinados a partir de evidencias de pérdidas de leche debidas a eventos extremos de precipitación, y fueron luego ajustados con productores tamberos del sector norte de la cuenca lechera central santafesina.

Los coeficientes de pago difieren según el tipo de evento, siendo en promedio mayores para los excesos de lluvias. También son diferentes entre estaciones para un mismo tipo de evento. Por ejemplo, la ocurrencia de un exceso de lluvias en el otoño con un IPE2 = 2,10 tendría una indemnización mayor respecto a un evento de igual intensidad (IPE2 = 2,10) registrado en el verano. En el caso de déficit de lluvias, las mayores compensaciones se obtendrían en primavera y verano.

¿Ceres o Pergamino?

Como ejemplo, supongamos que un productor de la localidad de Ceres asegura la producción de leche de su empresa contra la ocurrencia de eventos de déficit extremo de lluvias. En agosto de 2009, este productor hubiese recibido una indemnización porque el índice fue menor que el índice disparador. En cambio, en diciembre de 2011 no le correspondería ninguna compensación dado que las lluvias acumuladas de los últimos 6 meses fueron ligeramente deficitarias respecto a la media histórica local, pero no al extremo de convertirse en un evento de tipo catastrófico. En diciembre de 2011, sí hubiese correspondido indemnizar a los productores tamberos asegurados del área de Pergamino.

Una innovación para gestionar el riesgo

El aumento de variabilidad climática que se registra en los últimos años determina la necesidad de pensar e implementar estrategias de mitigación y adaptación. En este sentido, los seguros de tipo paramétricos se perciben como una alternativa ante eventos de tipo catastrófico y/o extremos cuya ocurrencia excede la capacidad de gestión de riesgos del productor.

Los seguros agroclimáticos han tenido una importante evolución en el sector agrícola pero existen escasos productos para producciones pecuarias como la lechería. Es por eso que INTA Rafaela ha empezado a trabajar en el desarrollo de tecnologías innovadoras de gestión de riesgos en la actividad lechera, como medio para favorecer la estabilidad de ingresos del sector en un contexto de elevada variabilidad climática.

La implementación de estas coberturas está condicionada a la existencia de una adecuada red de estaciones meteorológicas. Por otro lado, en nuestro país, la utilización de seguros paramétricos es aún limitada debido a las restricciones que impone el marco regulatorio actual. No obstante, diferentes compañías aseguradoras y la Oficina de Riesgos Agropecuarios de la Nación (ORA) consideran de interés el desarrollo de este tipo de productos y estiman necesario una modificación del marco regulatorio para favorecer la implementación de esta modalidad de seguros.

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2012/04/07/laregion/REG-06.html

Comentarios desactivados en Buen Tiempo para los Seguros more...

Daniel Spessot: «Es Mejor Herramienta el Seguro que un Fondo de Emergencia para el Productor»

La propuesta oficial de contar con un seguro multirriesgo para todos los productores sorprendió a los actores del negocio agrícola nacional. Y la mención del tema en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional que hizo la Presidenta ratificó la idea de que no se trata tan sólo de una declaración, sino de un programa. La Segunda lidera el mercado de seguros agrícolas en el país. La facturación global de la empresa fue de $ 2.000 millones en el ejercicio finalizado a mediados de 2011, de los cuales $ 180 millones ingresaron por su cartera agropecuaria. El subgerente General de La Segunda, Daniel Spessot, reconoce el valor de contar con una herramienta como la que propone el Gobierno. “Para cualquier actividad comercial, civil o industrial, el seguro tiene que proteger el patrimonio del asegurado y la continuidad económica. La actividad derrama en las economías de las regiones y eso genera beneficios al Estado”, indicó el empresario, que ya lleva 38 años de trabajo en La Segunda y reside en Rosario, Santa Fe. “Además, los fondos para la emergencia no alcanzan. Me parece que es mucho mejor herramienta el seguro que el fondo de emergencia”, aseguró. –¿Es viable hacer un seguro para todos? –La diversidad de cultivos y geografías hace difícil llevar adelante un programa que abarque a todos los cultivos que se desarrollan en la Argentina. Muchos de ellos son casi artesanales, de minipropistas, y no existen mercados de indicación de costos, lo que hace difícil la valoración del riesgo. No quiere decir que no se pueda hacer, pero va a llevar tiempo poder establecer modelos, métodos, sumas aseguradas y criterios de indemnización. –¿El seguro subsidiado para la vid en Mendoza puede funcionar como modelo? –En Mendoza el programa preveía un subsidio del 100% a la prima y un plan de lucha contra las tormentas de granizo, lo que podía reducir la siniestralidad (en concreto, se ‘bombardeaba’ a las nubes con un químico). La experiencia en Mendoza es exitosa. Había muchas estadísticas, organismos oficiales con regulaciones y marcos de actividad agronómica y comercial que lo sustentaron, además de productores que tienen amplia experiencia. –¿El Gobierno pidió su opinión a las empresas para el proyecto? –El Ministerio de Agricultura nos consultó para el PEA2 (Plan Estratégico Agroalimentario 2012-2016) y las aseguradoras trabajamos activamente en el Proyecto de Ley de Seguro Agrícola. Además, la Superintendencia de Seguros acaba de convocarnos a una mesa técnica a través de la cámaras para tratar el tema del subsidio multirriesgo. –¿Cuánto de esa propuesta de las empresas hay en el borrador oficial? –No lo sabemos. –¿Cuál sería el modelo ideal para implementarlo? –Lo deseable es que haya una participación del Estado, que puede ser a través de subsidios a las primas. Además, hay que definir cuestiones técnicas. Por ejemplo, en Brasil, donde el nivel de subsidio es alto, se define la zona y fecha de siembra para cada cultivo. Hay un programa que converge en proteger a los cultivos que se siembren en las tierras que corresponde y las fechas que corresponde. En la Argentina aún no están esos programas, y aunque el INTA tiene mucha información, no está formalizada. –¿Cómo evalúa el impacto de la sequía este año? –El impacto es fuerte. Se estima una pérdida en maíz y también para la soja. –¿Qué representó esto en los números de la empresa? –Para empezar, la cartera se retrajo 20%. Por la sequía hubo una retracción de los seguros del agro este año. –¿Cómo está el resto del negocio? –La facturación global en este ejercicio (que cierra en junio) creció 30%. Este aumento se dio porque la inflación tracciona incrementando las sumas aseguradas. También, el aumento de la masa salarial y los ajustes que los gremios llevan adelante y el ajuste de tarifas ayudaron a elevar los ingresos para este ejercicio.

Fuente: http://www.cronista.com/negocios/Daniel-Spessot-Es-mejor-herramienta-el-seguro-que-un-fondo-de-emergencia-para-el-productor-20120403-0008.html

Comentarios desactivados en Daniel Spessot: «Es Mejor Herramienta el Seguro que un Fondo de Emergencia para el Productor» more...

Las Empresas Ponen Reparos a un Seguro Obligatorio para el Campo

Las principales compañías de seguros agropecuarios del país pusieron reparos a la idea de obligar a los productores a tomar seguros agropecuarios, aunque destacaron que el tema esté en la agenda del Gobierno. El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar dijo ayer que el gobierno evalúa la posibilidad de hacer obligatorios los seguros agropecuarios, después de que la presidenta Cristina Fernández exhortara a los productores a invertir en coberturas para no tener que pedir ayuda a Dios o al Estado, Sólo el 6% del área cultivada en el país tiene coberturas multirriesgo –las únicas que aseguran contra sequía– y para ampliar ese porcentaje, el presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), Francisco Astelarra, dijo que las empresas “van a acompañar” al Gobierno el proceso (ver aparte). Aún así, desde los departamentos específicos del rubro agropecuario dentro de las compañías pusieron reparos. El jefe de Riegos Agrícolas de La Segunda, Guillermo Rotger, indicó que “no es bueno que (el seguro) sea obligatorio porque la obligación es para todos”. De esta forma, explicó, las empresas se verán obligadas a asegurar a todos los productores, independientemente de sus prácticas agronómicas, el principal ítem que evalúan las aseguradoras para otorgar la cobertura. “El productor lo tiene que comprar si quiere”, agregó y graficó que en España el gobierno subsidia el 50% de la prima, que se toma en forma opcional, pero en caso de siniestro, si el productor no está cubierto el Gobierno no le brinda ayuda. Rotger destacó que el tema esté en la agenda del Gobierno porque “aplicar un subsidio para el seguro es necesario para que lo tomen prácticamente todos los productores”. Por su parte, el gerente de Seguros Agrícolas de Sancor Seguros, Carlos Hoffman, tampoco estuvo de acuerdo con la obligatoriedad del sistema. “En general, en los países que pueden servirnos de ejemplo, el seguro no es obligatorio”, explicó. Brasil es un caso, donde están subsidiados, pero sólo se pide certificación de cobertura para los préstamos que otorga el Banco Do Brasil, el mayor prestamista del sector agropecuario. “Me parece muy bien que desde el Ministerio de Agricultura se convoque y se tome el tema con profundidad, pero hay que discutir las condiciones”, agregó Hoffman. En la lista incluyó la disponibilidad presupuestaria y si el sistema tendrá continuidad. La Segunda y Sancor lideran el mercado con poco más del 35% del mercado nacional de seguros agropecuarios entre las dos, según la última encuesta de la Oficina de Riesgos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, correspondiente a 2010. Para Jorge Bloise, responsable del Negocio Agrícola de Mapfre, que vendió en 2010 poco menos del 5% de los seguros agrícolas, “la gente tiene que optar libremente si quiere asegurarse”. “En la medida en que el Estado se involucre habrá una solución” para que el sistema “beneficie al productor, a las compañías y al Gobierno”, agregó. Desde otro lugar, el responsable del segmento agrícola de Mercantil Andina, Gustavo Appas, vio con optimismo las palabras de Yauhar, aunque destacó que hay que ver cómo se instrumentará.

Fuente: Cronista.com

http://www.cronista.com//contenidos/2012/02/16/noticia_0063.html

Comentarios desactivados en Las Empresas Ponen Reparos a un Seguro Obligatorio para el Campo more...

  • Comentarios recientes

  • Copyright © 1996-2018 Seguros de Vida. All rights reserved.

    Hosting Wordpress