Tag: seguro agrícola

Daniel Spessot: «Es Mejor Herramienta el Seguro que un Fondo de Emergencia para el Productor»

La propuesta oficial de contar con un seguro multirriesgo para todos los productores sorprendió a los actores del negocio agrícola nacional. Y la mención del tema en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional que hizo la Presidenta ratificó la idea de que no se trata tan sólo de una declaración, sino de un programa. La Segunda lidera el mercado de seguros agrícolas en el país. La facturación global de la empresa fue de $ 2.000 millones en el ejercicio finalizado a mediados de 2011, de los cuales $ 180 millones ingresaron por su cartera agropecuaria. El subgerente General de La Segunda, Daniel Spessot, reconoce el valor de contar con una herramienta como la que propone el Gobierno. “Para cualquier actividad comercial, civil o industrial, el seguro tiene que proteger el patrimonio del asegurado y la continuidad económica. La actividad derrama en las economías de las regiones y eso genera beneficios al Estado”, indicó el empresario, que ya lleva 38 años de trabajo en La Segunda y reside en Rosario, Santa Fe. “Además, los fondos para la emergencia no alcanzan. Me parece que es mucho mejor herramienta el seguro que el fondo de emergencia”, aseguró. –¿Es viable hacer un seguro para todos? –La diversidad de cultivos y geografías hace difícil llevar adelante un programa que abarque a todos los cultivos que se desarrollan en la Argentina. Muchos de ellos son casi artesanales, de minipropistas, y no existen mercados de indicación de costos, lo que hace difícil la valoración del riesgo. No quiere decir que no se pueda hacer, pero va a llevar tiempo poder establecer modelos, métodos, sumas aseguradas y criterios de indemnización. –¿El seguro subsidiado para la vid en Mendoza puede funcionar como modelo? –En Mendoza el programa preveía un subsidio del 100% a la prima y un plan de lucha contra las tormentas de granizo, lo que podía reducir la siniestralidad (en concreto, se ‘bombardeaba’ a las nubes con un químico). La experiencia en Mendoza es exitosa. Había muchas estadísticas, organismos oficiales con regulaciones y marcos de actividad agronómica y comercial que lo sustentaron, además de productores que tienen amplia experiencia. –¿El Gobierno pidió su opinión a las empresas para el proyecto? –El Ministerio de Agricultura nos consultó para el PEA2 (Plan Estratégico Agroalimentario 2012-2016) y las aseguradoras trabajamos activamente en el Proyecto de Ley de Seguro Agrícola. Además, la Superintendencia de Seguros acaba de convocarnos a una mesa técnica a través de la cámaras para tratar el tema del subsidio multirriesgo. –¿Cuánto de esa propuesta de las empresas hay en el borrador oficial? –No lo sabemos. –¿Cuál sería el modelo ideal para implementarlo? –Lo deseable es que haya una participación del Estado, que puede ser a través de subsidios a las primas. Además, hay que definir cuestiones técnicas. Por ejemplo, en Brasil, donde el nivel de subsidio es alto, se define la zona y fecha de siembra para cada cultivo. Hay un programa que converge en proteger a los cultivos que se siembren en las tierras que corresponde y las fechas que corresponde. En la Argentina aún no están esos programas, y aunque el INTA tiene mucha información, no está formalizada. –¿Cómo evalúa el impacto de la sequía este año? –El impacto es fuerte. Se estima una pérdida en maíz y también para la soja. –¿Qué representó esto en los números de la empresa? –Para empezar, la cartera se retrajo 20%. Por la sequía hubo una retracción de los seguros del agro este año. –¿Cómo está el resto del negocio? –La facturación global en este ejercicio (que cierra en junio) creció 30%. Este aumento se dio porque la inflación tracciona incrementando las sumas aseguradas. También, el aumento de la masa salarial y los ajustes que los gremios llevan adelante y el ajuste de tarifas ayudaron a elevar los ingresos para este ejercicio.

Fuente: http://www.cronista.com/negocios/Daniel-Spessot-Es-mejor-herramienta-el-seguro-que-un-fondo-de-emergencia-para-el-productor-20120403-0008.html

Comentarios desactivados en Daniel Spessot: «Es Mejor Herramienta el Seguro que un Fondo de Emergencia para el Productor» more...

“No es un Riesgo muy Solicitado por los Productores”

En Argentina existe una cantidad de compañías de seguros que le ofrecen la posibilidad al productor de reducir el impacto de fenómenos climáticos. La superficie mínima por cubrir que consideran la mayoría de las compañías está determinada según cada provincia en particular y los rendimientos utilizados son los que publica la SAGPyA y el INTA. En general, en la Pampa Húmeda es donde menos prepuestas de seguros multirriesgo hay. Generalmente se hacen en la zona extra pampeana y por eso las aseguradoras seleccionan el campo. La Segunda está presente en el mercado de multirriesgos. Al campo Argentino, el nombre de su producto, abarca las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Chaco, Entre Ríos, La Pampa, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Salta y Tucumán y cubre los riesgos por granizo, incendio, inundaciones, sequías, vientos, heladas, falta de piso, tornado, vendaval, lluvias en exceso, insectos, plagas, enfermedades. Los cultivos que protege son trigo, cebada, girasol, maíz, soja, sorgo, y algodón, contempla como unidad aseguradora los lotes que un productor sembró en la misma fecha, con idéntica especie y variedad, e indemniza cuando el rendimiento de los lotes asegurados comienza a registrar una merma que se ubica por debajo de la referencia garantizada. Guillermo Rotger, jefe del Área Riesgos Agrícolas y Forestales de La Segunda dialogó con Nuevo ABC Rural para dar detalles de cuáles deben ser los requisitos del productor para poder tomar una cobertura. Más allá de los requerimientos que utiliza la empresa, también aplica su propio criterio. El nivel de cobertura que brinda la compañía surge de un mapa de riesgo según cada tipo de cultivo. Por ejemplo, mientras que en los partidos de Necochea y Tres Arroyos el rendimiento de referencia del trigo es de 18 quintales por hectárea, en Pergamino y Marcos Juárez se considera desde los 15. “Los seguros no se toman masivamente porque seleccionamos el riesgo, hacemos revisiones previas donde se ven las tecnologías aplicadas y la póliza se toma cuando el lote ya está sembrado y nació la planta”, indicó Rotger. Luego, concurren una vez por mes a revisar el campo. El empresario aseguró que “no es un riesgo muy solicitado por los productores” y detalló que en la cartera de cualquier aseguradora ese riesgo está pedido en un 4% como máximo. La aseguradora, para expedirse, realiza una evaluación de la zona en donde está el campo, luego se revisa el lote donde está el cultivo. “Si el suelo es adecuado, lo sembrado está en buenas condiciones y la zona no es de alto riesgo lo tomamos, sino no”, dijo y explicó que no es como un seguro de granizo donde no se revisan los campos. “En este caso se revisan todos y cada uno de los seguros que nos proponen”, indicó. Según Rotger las preferencias de La Segunda es la dispersión, o sea, que los campos tengan realmente aptitud agrícola. Consecuentemente, al tener mayor cantidad de hectáreas van a existir más lotes con mejores condiciones agronómicas. No aceptan lotes en loma o bajos. “Nosotros tenemos que ver el negocio del seguro porque en una loma es una cosa cuando hay sequía y en una depresión es otra”, comentó. La empresa debe buscar la nivelación adecuada y ahí es cuando “es buena la propuesta que hace la Presidenta de que los productores tomen seguros porque cuanto más tomen mayor dispersión va a haber y se hace más atractivo”, dijo. En lugares donde el seguro multirriesgo está bien desarrollado como en Estados Unidos, España, Brasil, Canadá o Francia es donde el gobierno subsidia las primas en porcentajes de hasta un 50%, por ende al productor el seguro le sale la mitad. España no tiene una Ley de Emergencia, entonces si no se toma un seguro no existe asistencia del Estado. “Si lo volcamos al país habría que hacerlo en la Pampa Húmeda, en la región extra pampeana y en el NOA y NEA”, comentó Rotger. En Argentina existe un alto aseguramiento por granizo, heladas y vientos, pero de las más de 30 millones de hectáreas sembradas sólo 18 están aseguradas. “No es un mal número y pero se podrían aumentar”, sostuvo y recalcó que “el productor tiene que entender que tiene que adquirir el seguro todos los años y eso no ocurre”.

Fuente: http://www.cadena3.com/post_ampliado.asp?archivo=141729&post=92980&sector=47&comunidad=14

Comentarios desactivados en “No es un Riesgo muy Solicitado por los Productores” more...

Las Empresas Ponen Reparos a un Seguro Obligatorio para el Campo

Las principales compañías de seguros agropecuarios del país pusieron reparos a la idea de obligar a los productores a tomar seguros agropecuarios, aunque destacaron que el tema esté en la agenda del Gobierno. El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar dijo ayer que el gobierno evalúa la posibilidad de hacer obligatorios los seguros agropecuarios, después de que la presidenta Cristina Fernández exhortara a los productores a invertir en coberturas para no tener que pedir ayuda a Dios o al Estado, Sólo el 6% del área cultivada en el país tiene coberturas multirriesgo –las únicas que aseguran contra sequía– y para ampliar ese porcentaje, el presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), Francisco Astelarra, dijo que las empresas “van a acompañar” al Gobierno el proceso (ver aparte). Aún así, desde los departamentos específicos del rubro agropecuario dentro de las compañías pusieron reparos. El jefe de Riegos Agrícolas de La Segunda, Guillermo Rotger, indicó que “no es bueno que (el seguro) sea obligatorio porque la obligación es para todos”. De esta forma, explicó, las empresas se verán obligadas a asegurar a todos los productores, independientemente de sus prácticas agronómicas, el principal ítem que evalúan las aseguradoras para otorgar la cobertura. “El productor lo tiene que comprar si quiere”, agregó y graficó que en España el gobierno subsidia el 50% de la prima, que se toma en forma opcional, pero en caso de siniestro, si el productor no está cubierto el Gobierno no le brinda ayuda. Rotger destacó que el tema esté en la agenda del Gobierno porque “aplicar un subsidio para el seguro es necesario para que lo tomen prácticamente todos los productores”. Por su parte, el gerente de Seguros Agrícolas de Sancor Seguros, Carlos Hoffman, tampoco estuvo de acuerdo con la obligatoriedad del sistema. “En general, en los países que pueden servirnos de ejemplo, el seguro no es obligatorio”, explicó. Brasil es un caso, donde están subsidiados, pero sólo se pide certificación de cobertura para los préstamos que otorga el Banco Do Brasil, el mayor prestamista del sector agropecuario. “Me parece muy bien que desde el Ministerio de Agricultura se convoque y se tome el tema con profundidad, pero hay que discutir las condiciones”, agregó Hoffman. En la lista incluyó la disponibilidad presupuestaria y si el sistema tendrá continuidad. La Segunda y Sancor lideran el mercado con poco más del 35% del mercado nacional de seguros agropecuarios entre las dos, según la última encuesta de la Oficina de Riesgos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, correspondiente a 2010. Para Jorge Bloise, responsable del Negocio Agrícola de Mapfre, que vendió en 2010 poco menos del 5% de los seguros agrícolas, “la gente tiene que optar libremente si quiere asegurarse”. “En la medida en que el Estado se involucre habrá una solución” para que el sistema “beneficie al productor, a las compañías y al Gobierno”, agregó. Desde otro lugar, el responsable del segmento agrícola de Mercantil Andina, Gustavo Appas, vio con optimismo las palabras de Yauhar, aunque destacó que hay que ver cómo se instrumentará.

Fuente: Cronista.com

http://www.cronista.com//contenidos/2012/02/16/noticia_0063.html

Comentarios desactivados en Las Empresas Ponen Reparos a un Seguro Obligatorio para el Campo more...

Boudou Entregó Maquinarias y Seguros a Productores

Durante la ceremonia, la presidenta Cristina Fernández, desde Casa de Gobierno y mediante videoconferencia, diálogo con un veterano productor de Tornquist. El vicepresidente prefirió no responder a posibles diferencias con La Cámpora (la juventud lo fue a apoyar) ni de versiones sobre su participación en negocios incompatibles con su función.
     La reconversión en el uso de las tierras del sudoeste bonaerense, de manera de incorporar nuevas actividades y generar alternativas frente a condiciones climáticas desfavorables, fue el mensaje dado ayer por el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, a cientos de pequeños productores de la zona en ocasión de la entrega de doce maquinarias de siembra directa y el pago de 10,5 millones de pesos en concepto de seguros multiriesgo.      El acto realizado en el predio que el gremio Luz y Fuerza posee en calle Clegg 1122, contó con la realización de una videoconferencia con la participación, desde Casa de Gobierno, de la presidenta Cristina Fernández. Durante los tres minutos que la titular del Ejecutivo mantuvo el contacto con nuestra ciudad, Boudou aseguró que se está en presencia de una «verdadera transformación de la zona», a partir de hechos como el pago de 750 seguros –contratados por productores con menos de 100 hectáreas– y la entrega de maquinaria a seis municipios.      El funcionario señaló que «la nueva Argentina» no pretende únicamente prestar ayuda al campo ante una crisis climática sino ocupar un rol fundamental para favorecer el desarrollo de nuevas labores, para compensar aquellas que no pueden desarrollarse por la sequía.      «Para eso son estas máquinas: que los productores puedan encarar otro tipo de producción. Las mismas serán propiedad del municipio pero están destinadas a ser utilizadas por los propietarios de tierras, de acuerdo a lo que indiquen el INTA y las asociaciones de ganaderos y agricultores», señaló.      Calificó además como «muy provechoso» el esquema de seguros implementado a través del banco Nación, el cual ayuda a mitigar el mal resultado de las cosechas por la sequía.      «Es una experiencia que se puede extender en el tiempo», aseguró.      «Actividades alternativas».      Junto a Boudou estuvieron el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yauhar; el ministro de Asuntos Agrarios provincial, Gustavo Arrieta; el secretario de Relaciones Institucionales, Haroldo Lebed y el intendente municipal, Gustavo Bevilacqua.      Consultado sobre la actual crisis del sudoeste bonaerense, Yauhar aseguró que el Estado nacional está dispuesto a trabajar «junto con los productores», aunque destacó la necesidad de «repensar» la región a partir de una «reconversión profunda» con el desarrollo de actividades alternativas que hoy no son consideradas.      «La idea es volver, por ejemplo, a la carne porcina, ovina, bovina y al forraje y la pastura. Por eso el aporte de estas máquinas de siembra directa es fundamental», indicó.      En relación a las consecuencias de la sequía, más allá de los seguros multiriesgo tomados por casi 750 productores, el ministro aseguró que existía «un tratamiento especial» para esos casos, a través de créditos de tasa accesible, aunque aclaró que la Provincia realiza un seguimiento estricto de cada caso –a través del INTA– para beneficiar a quienes realmente se hayan visto afectados.      «No todos pasan por la misma situación. El trigo y la cebada se levantaron bien. El sello de emergencia es para quienes hicieron maíz y soja. Nos parece injusto llegar con ayuda fiscal a quienes han podido concretar su cosecha. Por eso la presidenta (Cristina Fernández) habló de ‘ayuda quirúrgica’, llegar a quienes sufren realmente la sequía», agregó.      Por último, en referencia al trigo, aseguró que a partir del 31 de enero terminaron la restricciones, al liberarse las primeras 2 millones de toneladas, mientras que mañana se procederá a liberar el resto, «siempre resguardando los 7 millones de toneladas que exige el mercado nacional», apuntó.      «Este es un año bisagra, en el cual saldremos del modelo de una cuota al de la liberación. El efecto de este cambio lo veremos recién el año venidero», aseguró Yauhar.
Bajo techo.      Terminado el acto que incluyó la video conferencia con la presidenta de la Nación, Boudou y su comitiva se trasladaron al salón del predio, donde aguardaban pacientemente cerca de 800 productores de Bahía Blanca y la zona, para recibir los cheques del banco Nación –valores promedios de 12 mil pesos cada uno– en concepto de seguro multiriesgo.      En este segundo encuentro, abrió los discursos el jefe comunal, Gustavo Bevilacqua, quien se gratificó por «las soluciones» aportadas desde el gobierno nacional para los productores, aunque resaltó que es imposible pensar que el campo pueda vivir «enteramente de los subsidios».      «Vamos a necesitar cambiar la cultura del trabajo, progresivamente, y a eso apuntan las herramientas que el gobierno ha tomado teniendo para que el productor pueda seguir siendo productor», explicó.      Habló luego el ministro Yauhar, quien insistió en la necesidad de mejorar el vínculo entre el Estado y los productores, poniendo a disposición de los mismos «todas las herramientas necesarias» para mejorar su esquema productivo.      Por último, Boudou indicó que no venía a pedir a los trabajadores del campo que tienen que reconvertirse, sino a compartir la voluntad de trabajar juntos –con el Estado– para lograr esa reconversión.      «El Estado pondrá lo que tiene que poner para hacer sustentable la producción de esta región que viene tropezando con la misma piedra, para que ustedes no bajen los brazos ni pierdan la esperanza de poder convertir el fruto de la tierra en una forma de vida», remarcó el vicepresidente.      Aseguró, por último, que el gobierno seguirá estando presente «cada vez que lo necesiten» y explicó que «en la nueva Argentina», el mejor cheque que pueden recibir los hombres del campo es que sus nietos puedan trabajar la misma tierra.
Héctor Cetini «No queremos que nos regalen nada»
     Productor de Estela, partido de Puan, Héctor Cetini recibió del vicepresidente Amado Boudou su cheque de 10 mil pesos, como pago del seguro tomado con el banco Nación.      La sonrisa del funcionario al entregar ese valor poco tenía que ver con el gesto adusto del trabajador agropecuario, quien vio como la cosecha del trigo en su campo estuvo muy por debajo de lo esperado.      «Apenas podemos mover las herramientas, es muy difícil sembrar», graficó.      Cetini reconoció que el seguro es «una ayuda», pero que, en lo personal, no es lo que buscaba.      «Uno quiere trabajar y progresar. No que me regalen nada», aseguró.
«Hugo» y Cristina
     Raúl Churruca tiene 81 años y estuvo sentado durante una hora junto al vicepresidente Amado Boudou, esperando la conexión con la mandataria Cristina Fernández.      Durante ese tiempo charló con el funcionario y le refirió lo magro de sus cosechas.      «Sembré trigo y avena, pero por la seca no pude recoger ninguna de las dos», señaló.      Oriundo del partido de Tornquist –«cuartel III», según remarcó–, utilizó sus 30 segundos para manifestarle a la presidenta que era «un honor» saludarla y agradecerle su preocupación por la zona.      Claro que no perdió la ocasión para ser claro y honesto: «Esperamos que se incremente su ayuda, porque la zona necesita mucho más todavía», indicó.      «Gracias Hugo», le respondió la presidenta a Raúl.
Con limitaciones
     «Hablo nada más del tema agropecuario», anticipó Amado Boudou a los periodistas que lo rodearon apenas llegó al salón de Luz y Fuerza. Por eso cuando las preguntas apuntaron a otras cuestiones, las respuestas fueron cortas y amables.      «Muy bien», dijo al ser consultado sobre su estado de salud, luego de la operación de las últimas horas.      «Por favor, por favor…», respondió, con ironía, cuando se le sugirió que el recibimiento dado por la juventud de La Cámpora (ver aparte) daba por tierra con las supuestas diferencias que algunos medios marcan entre ese movimiento y él.      Finalmente, consultado sobre si tenía alguna apreciación que hacer sobre las versiones sobre su participación en negocios incompatibles con su función, se limitó a decir «no, gracias, muchas gracias».
Un marco festivo, y algo más
     Sonriente, distendido, predispuesto al saludo y a la charla, el vicepresidente Amado Boudou llegó al predio de Luz y Fuerza cerca de las 11, sacando provecho de su popularidad mediática, ajena al cargo que ocupa.      Su llegada fue acompañada por el canto enfervorizado de unos 50 jóvenes de La Cámpora, quienes lo recibieron con un manifiesto entusiasmo y cariño.      Boudou se acercó a ellos, quien lo rodearon e intercambiaron saludos, abrazos, banderas y remeras. Cuando minutos después el vicepresidente se ubicó en su lugar, siguió haciendo guiños a los manifestantes, acompañándolos en sus cantos y hasta aplaudiendo con ellos.      Comenzada la videoconferencia, con un poco de atraso porque la presidenta estaba reunida con el actor norteamericano Sean Penn, el de Bahía Blanca fue el último de los tres actos en que Cristina Fernández participó.      Primero fue parte de la entrega de viviendas en Cipolletti, luego de una ampliación de la fábrica de sanitarios Ferrum en Pilar y, finalmente, de la entrega de las máquinas en nuestra ciudad. Terminada la ceremonia, Cristina realizó un discurso de poco más de media hora.
Comentarios desactivados en Boudou Entregó Maquinarias y Seguros a Productores more...

  • Comentarios recientes

  • Copyright © 1996-2018 Seguros de Vida. All rights reserved.

    Hosting Wordpress