seguros de vida

Prevención de Accidentes

En las normas de seguridad se contemplan numerosas situaciones de riesgo. En términos generales además de las normas que respetan estilos e indicaciones de seguridad internacional; la institución pude complementar la seguridad con el desarrollo de normas internas tendientes a optimizar el cuidado de la salud y la integridad física de los trabajadores. Los accidentes laborales pueden deberse a numerosas situaciones de riesgo y condiciones de rendimiento general. Entre las diferentes condiciones que pueden ocasionar un siniestro, se observan las condiciones medioambientales del trabajo, condiciones físicas del trabajo, estado del puesto de trabajo y distintas condiciones relacionadas con la gestión operativa y el sistema organizativo del trabajo.
Prevenir.
Las normas de seguridad se han desarrollado de tal manera,  que ante cada riesgo laboral se plantea un plan preventivo para evitarlo o minimizar su gravedad. Un accidente puede ser ocasionado por una actuación negligente, o desconocimiento de los riesgos que implica no tomar las precauciones necesarias, o respetar las normas impartidas para ejecutar determinada tarea laboral. Muchas veces existiendo normas, y habiendo desarrollado planes de capacitación, ocurren accidentes cuando el trabajador realiza o toma una actitud temeraria de rechazar los riesgos que existen. La concientización y la responsabilidad en el desarrollo de la rutina laboral son fundamentales para realizar un trabajo seguro.

Saber que hacer.
En la prevención de accidentes se debe instruir sobre medidas seguras, normas internacionales, normas internas y motivar el conocimiento y la actitud de compañerismo. Sin embargo ante situaciones de siniestros el trabajador debe conocer todos los procedimientos alternativos y actuar en consecuencia. Si bien es una certeza que los mandos medios y superiores deben cumplir las normas, hacerlas cumplir y motivar la misma acción en el grupo de tareas; es necesario que ante una eventualidad todo el personal sepa que hacer, hacia donde dirigirse, a quien comunicar lo sucedido, y de ser necesario como y cuando intervenir en la situación. El manejo de material de emergencia como botiquín de primeros auxilios, administración de oxígeno, manejo de matafuegos, y elementos de lucha contra incendios, son de gran ayuda en el desarrollo de la actividad diaria. Prevenir es un objetivo de acción que justifica el éxito de las normas de seguridad; saber que hacer ante eventualidades es una manera de asegurar el contexto laboral. Contratar un  seguro de vida también aporta seguridad al futuro de tu familia.

Evitar los accidentes del bebé que no camina

Los niños pequeños dependen totalmente de los adultos, son poco independientes, pero aún así pueden sufrir accidentes tanto en casa como fuera.

¿Qué objetos del ajuar del bebé son los más importantes para su seguridad?

Hay que usar siempre una sillita de seguridad para el coche, adaptada al peso y tamaño del niño. El resto del ajuar se debe comprar en tiendas de confianza, y debe estar homologado para garantizar su seguridad.

La sillita para el coche y el ajuar homologado ¿es suficiente para evitar todo tipo de accidentes?

No. Un adulto debe vigilar al bebé en todo momento, pues hay accidentes que no se pueden prevenir más que con los cuidados de los padres.

¿Qué puedo hacer para que mi casa sea segura para el niño que va a nacer?

  1. Para que no se asfixie o atragante:

    • Dormir sin almohadas hasta por lo menos los dos años.

    • Los barrotes de la cuna han de estar separados menos de 8 cm para que no quepa su cabeza entre ellos.

    • Ropa sin cintas ni lazos. No ponerle adornos del tipo de pulseras, cadenas,…

    • No forzarle nunca a comer. Que no coma mientras se ríe. No darle alimentos duros como zanahoria cruda, frutos secos, caramelos,…

    • No dejar objetos pequeños a su alcance (no deben caber por el tubo del papel higiénico).

  2. Para que no se caiga o se haga menos daño si lo hace:

  • El tacatá es muy peligroso y no aprende antes a andar.
  • Poner esquineras en las mesas o muebles.
  • No poner sillas o muebles bajo las ventanas. Poner sistemas en las ventanas para que no se puedan abrir del todo.
  • Si la casa tiene escaleras poner una valla abajo y otra arriba.
  • Mejor no tener alfombras cuando el niño está aprendiendo a andar.
  1. Para que no se ahogue:

    • En la bañera hay que vigilarle siempre, aunque tenga poca agua.

    • Si la casa tiene piscina, poner una valla que la rodee totalmente.

  2. Para que no se intoxique:

    • Guardar las medicinas y los productos de limpieza fuera de su alcance.

    • Tener a mano el número del Servicio de Información Toxicológica 91-5620420. Llamar si ha ingerido cualquier tóxico (productos de limpieza, químicos, medicamentos, plantas,…).

  3. Para que no se queme:

    • Cuidar la temperatura del agua del baño.

    • En la cocina utilizar los fuegos de atrás. No llevar al niño en brazos al cocinar o llevar líquidos calientes. Si gatea y el horno es bajo no dejarle entrar en la cocina cuando esté encendido.

    • Tapar los enchufes en toda la casa cuando ya empieza a andar.

¿Y si va a la guardería, qué precauciones he de tener?

Los accidentes son mucho más frecuentes en el hogar que en las guarderías. Están adaptadas a los niños pequeños con mobiliario adecuado y personal entrenado.

El contratar seguro de vida tranquiliza el futuro de tu familia.

Fuente:http://familiaysalud.es/podemos-prevenir/prevencion-de-accidentes/evitar-los-accidentes-del-bebe-que-no-camina-hasta-los-12


Consejos para prevenir las quemaduras de los niños en casa

Por desgracia, los accidentes caseros son muy frecuentes y graves, incluso se cuentan como la primera causa de mortalidad infantil en algunos lugares. Por ello es tan importante tomar las precauciones que estén a nuestro alcance para minimizar los riesgos. Las quemaduras son uno de los accidentes más habituales, y en la infancia, en niños menores de 4 años, suelen producirse en la cara.

La mayoría de las quemaduras en niños pequeños se produce por medio de líquidos calientes. Ningún rincón de la casa está exento de riesgos, pero sobre todo habremos de llevar cuidado en la cocina. Aquí las quemaduras se producen al volcar sartenes u ollas con líquidos calientes, situados sobre el fuego o la vitrocerámica. También el baño con agua excesivamente caliente es otro riesgo importante.

Los fuegos sin protección como los de chimeneas, estufas o braseros pueden producir quemaduras por llama directa. El máximo peligro llega cuando el fuego se hace incontrolable y se produce un incendio en la casa, lo cual muchas veces es debido a que juegan con un encendedor o cerillas. Los mecheros son especialmente peligrosos para los pequeños.

Veamos algunas medidas que nos pueden ayudar a evitar las quemaduras de los niños en casa:

  • Cuando sea posible, es preferible que los niños pequeños estén fuera de la cocina mientras se prepara la comida.

 

  • Mientras cocinamos, dirigir los mangos de las sartenes o cazos hacia la pared para evitar que los alcancen.
  • Hemos de comprobar la temperatura de las comidas y bebidas calientes que les damos a los pequeños para darnos cuenta si se han sobrecalentado y evitar que se quemen al probarlas o tragar.
  • Fijar los muebles de cocina al suelo o la pared para que no se muevan. Así no podrán colocarlos para subirse a ellos en lugares donde no queramos que lleguen.

Bebe en la cocina

  • Colocar los humidificadores en caliente o los vaporizadores siempre en el suelo y fuera del alcance de los niños, ni al aparato, ni al chorro de vapor.
  • No tener bombillas o lámparas que puedan tocar mientras están encendidas: evitar los muebles bajos para colocarlas, especialmente si la bombilla está al descubierto o la pantalla se calienta demasiado.
  • Para prevenir quemaduras por electricidad, poner tapas sobre cualquier enchufe eléctrico que esté al alcance de los niños.
  • Desechar todos los cables o extensiones eléctricas que estén desgastados o dañados, ya que pueden resultar muy peligrosos.
  • Mantener los productos químicos como los utilizados para la limpieza a una altura inaccesible a los niños, o bien en un armario cerrado con llave. Especial atención merecen las quemaduras por caústicos como salfumán, lejía u otros ácidos fuertes y abrasivos.
  • No utilizar envases de otros productos para guardar estos productos químicos.
  • Mantener mecheros y cerillas igualmente fuera de su alcance y, en la medida de lo posible, no utilizarlos delante de ellos.
  • No dejar velas encendidas donde los pequeños puedan tocarlas o en lugares que puedan mover con el peligro de que se caigan y prendan. Apagarlas siempre que no estemos nosotros en la misma estancia.
  • Para evitar quemaduras en el baño es recomendable, si no se tiene termostato regulador, primero poner el agua fría. Comprobar la temperatura del agua con el codo o con un termómetro antes de poner a los niños en la bañera o bajo el agua de la ducha.
  • Tampoco hay que dejar a los niños que toquen las manijas de las llaves de agua durante el baño.
  • Proteger la chimenea para que no se puedan acercar demasiado a ella y para que no salten chispas o fragmentos en combustión desde su interior hacia fuera. También limpiarla con regularidad.
  • Colocar estufas y braseros en lugares donde no puedan llegar a tocarlos y comprobar su buen funcionamiento.

Chimenea

  • También es aconsejable revisar periódicamente, en su caso, el funcionamiento del calentador a gas y de las botellas de butano que suministran fuego a la cocina.
  • Comprobar el buen funcionamiento de los radiadores fijándonos en que no sobrepasen la temperatura adecuada.
  • Aunque pensemos que no nos va a pasar nunca a nosotros, puede darse el caso extremo y fatal de que se produzca un incendio en casa. Por desgracia, escuchamos trágicas noticias al respecto frecuentemente. Muchos de los consejos anteriores ayudarán a evitarlos, así como la revisión profesional de todas las instalaciones eléctricas del hogar cada cierto tiempo.
  • También conviene enseñar a los niños a actuar en el caso de un incendio, mostrándoles cuál sería el plan de evacuación, incluso jugando a hacer pequeños simulacros y enseñándoles cómo actuar en el caso, por ejemplo, de que se les prenda la ropa.
  • Una alarma de humo también ayudaría a que fueran conscientes del peligro y supieran actuar aunque estén en otra parte de la casa ante un posible incendio. Hay incluso alarmas en las que los padres pueden grabar su voz con las instrucciones a seguir.
  • Los seguros de vida posibilitan que el futuro de tu familia este asegurado.

Fuente: http://www.bebesymas.com/consejos/consejos-para-prevenir-las-quemaduras-de-los-ninos-en-casa


Los peligros dentro del hogar

Según Aldo Contreras, autor del texto Para Vivir Mejor y director del sitio web www.paritarios.cl, dedicados a la prevención de riesgos, en Chile mueren unos dos mil niños al año a causa de diversos accidentes en el hogar. Una cifra aún mayor queda con secuelas y profundos daños psicológicos.

Lo lamentable, afirma,  es que estos accidentes se podrían haber evitado si los adultos               responsables (padres, nanas, tíos o abuelitos) hubieran sabido corregir los peligros, además de enseñar a los niños a ser capaces de reconocer por sí mismos muchos de estos riesgos.

En general los chilenos reaccionamos después que ocurren los hechos y ya no hay nada               que hacer. En ese momento arreglamos el enchufe, sacamos el cálifont del baño, instalamos un cubrepiso o guardamos el cuchillo, pero deberíamos haber actuado antes para evitar esas consecuencias,  agrega.

La idea es aprender a identificar, evaluar, corregir y controlar el riesgo. No existen los accidentes ocurridos por mala suerte, azar o destino, enfatiza, pues todos tienen una causa reconocible. Los seguros de hogar traen tranquilidad al futuro familiar.

Recomendaciones

Por eso, Contreras recomienda algunas medidas que apuntan a una cultura preventiva y que están detalladas en la obra Para Vivir Mejor, el Gran Libro de la Familia www.paravivirmejor.cl)

Instalaciones de  gas: deben ser realizadas por personal especializado e inspeccionadas         en forma periódica. En caso de desperfecto hay que cortar  el suministro e informar a la empresa proveedora. Si se deja la vivienda sola, es mejor cortar el suministro general. En la cocina,  hay que mantener limpios los quemadores y no llenar demasiado los recipientes al hervir líquidos que pueden rebasarse y apagar la llama.

Electricidad: hay que cerciorarse de que todas las instalaciones, cables y enchufes               estén en buen estado. No manipularlos con las manos mojadas y verificar que no queden presionados por muebles, camas o sillones. Los enchufes no deben recargarse y no hay que dejar vasos que contengan líquidos sobre artefactos eléctricos. Al limpiarlos, tienen que ser desconectados previamente y utilizar paños secos. En el baño o piscina no hay que utilizar estufas, radios u otros aparatos eléctricos, como secadores de pelo. Para proteger a los pequeños, es mejor colocar tapones de seguridad en los enchufes.

Fuego: en la cocina nunca se deben dejar materiales combustibles cercanos a los               quemadores encendidos, ni paños de cocina, delantales o cajas de fósforos. Las estufas deben estar lejos de cortinas o prendas de ropa que se pudieran inflamar.

Resbalones y caídas: Para evitarlos, todas las superficies de tránsito y lugares  de acceso deben permanecer libres de obstáculos; iluminar  el lugar donde se ingresa; no transitar en la oscuridad ni descalzo; mantener el piso limpio y seco; utilizar pasamanos en las escaleras   e instalar superficies antideslizantes; pegar las alfombras levantadas  y no permitir que los niños jueguen en ellas. En la ducha,  se sugiere instalar una goma para evitar resbalones y una agarradera para afirmarse. Si se van a realizar trabajos de altura, hay que  utilizar escaleras seguras y resistentes. En el caso de departamentos, jamás colocar las camas cerca de las ventanas y, si hay niños pequeños, hay que instalar mallas o rejas de protección.

Almacenamiento: Los medicamentos siempre deben guardarse lejos de los niños, en un mismo lugar. Sustancias peligrosas inflamables o insecticidas   jamás deben ser trasvasijados a envases de vidrio ni ser   almacenados cerca de la cocina o baño, sino en lugares bien               ventilados y bajo llave, en sus envases originales, para evitar confusiones.

Objetos cortopunzantes: Si al manipular objetos de vidrio éstos se quiebran, hay  que retirar con cuidado los trozos más grandes y envolverlos con cartones, utilizando guantes. Barrer bien el sector y pasar  la aspiradora. Los ventanales utilizados como lugar de tránsito, deben llevar una huincha de color llamativo que permita identificar a distancia si están abiertos o cerrados. Los cuchillos y tijeras deben guardarse en sitios seguros, lejos de los niños. Si los hay, se debe dejar lejos de su alcance botones, alfileres,  monedas o cualquier otro objeto que se puedan echar a la boca o nariz. Nunca hay que dejar cosas pesadas en repisas, desde donde               pudieran caerse y tampoco paquetes atractivos para los niños, pues al querer alcanzarlos, podrían treparse y después caer.

Accidentes más  frecuentes

Los tipos de accidentes más frecuentes en  el hogar son:

  • Caídas principalmente en el baño y escaleras.
  • Golpes contra hojas de ventana y puertas abiertas.
  • Heridas producto de objetos cortantes y punzantes.
  • Intoxicaciones por alimentos en mal estado o ingestión equivocada de medicamentos.
  • Asfixias por ausencia de oxígeno en el   ambiente o por inmersión.
  • Quemaduras por volcamiento de objetos con líquidos calientes o fuego.
  • Introducción de cuerpos extraños  al organismo como bolitas, semillas y otros, en oídos y  nariz.
  • Shock eléctrico por instalaciones en  mal estado, trabajo sobre pisos húmedos y similares.
  • Incendio por inflamación de la caja de fósforos o el paño de cocina.

Fuente: http://www.paritarios.cl/actualidad_peligros_dentro_delhogar.htm


10 trabajos más peligrosos del planeta

La versión electrónica de la revista Forbes enlistó las 10 actividades que ponen en riesgo la vida de las personas que las desempeñan; oficiales de policía, choferes de camiones y electricistas son algunas de ellas. El seguro de vida trae tranquilidad en el futuro de las familias como así también los seguros laborales.

Trabajar es parte de la vida diaria; es la forma de ganar el dinero para satisfacer las necesidades básicas y gustos; sin embargo, existen algunas labores que están catalogadas como peligrosas debido a la gran cantidad de horas que se requieren para cumplir las actividades, el esfuerzo físico o los lugares en los que se realizan las tareas.

Desempeñar un puesto como chofer de camiones es considerado una de las labores de alto riesgo; las largas horas que pasan al volante se convierte en un peligro para quien los conduce. La versión electrónica de la revista de negocios Forbes hizo una selección de los trabajos más riesgosos.

Oficiales de policía. Son los encargados de mantener el orden y la seguridad de un lugar; tienen el poder y la obligación de arrestar criminales y evitar el disturbio público. El riesgo de este trabajo radica en que en la mayoría de las actividades que realizan ponen en peligro su vida, pues en ocasiones, participar en un operativo o perseguir a un criminal puede ir acompañado de tiroteos.

Recolectores de basura. Son los encargados de recoger los deshechos de hogares, oficinas, locales, etc. Esta labor es peligrosa porque las personas que se dedican a esta actividad estan en contacto directo con la basura, lo que significa que las infecciones están a la orden del día. Además, tienen que lidiar con animales que viven y se alimentan de los desperdicios como gusanos, ratas y ratones. La art debe protegerlos.

Choferes de camiones. Requiere de muchas horas de trabajo contínuas para poder realizar grandes recorridos en carretera. Las horas que duermen son muy pocas y esto conlleva a que sufran accidentes frecuentemente, ya sea por quedarse dormidos o por ir a exceso de velocidad. El seguro de vida a empleados les brinda tranquilidad a las familias.

 

Electricistas. Son los encargados de reparar los desperfectos  y fallas en los cables de luz, exponiéndose a sufrir descargas eléctricas o caídas que pueden acabar con su vida.

 

Techadores. Se encargan de reparar los techos de hogares, comercios u oficinas; su trabajo se desenvuelve en las alturas y un descuido puede acabar con la vida de estas personas, ya que se encuentran expuestos a caídas y lesiones.

Granjeros. Se encargan de cosechar los frutos, granos y verduras. Su trabajo es totalmente en el campo y para ello tienen que manejar maquinaria pesada, que en ocasiones es la causa de accidentes y lesiones.

 

 

Herreros y trabajadores de acero. Estas personas trabajan en contacto directo con vigas de acero, columnas y otros materiales para construir puentes y edificios. La mayoría del trabajo se hace en las alturas y un descuido podría ocasionar grandes caídas, e incluso la muerte.

Pilotos. Son los encargados de manejar aviones y helicópteros. Su trabajo se lleva a cabo a grandes alturas. A pesar de que los accidentes en estas aeronaves son mínimos no dejan de ser riesgosos, ya que una falla mecánica podría hacer que se desplome el vehículo.

Taladores de arboles. Son los encargados de cortar los árboles para conseguir madera. Generalmente son talados con sierras eléctricas, también usan camiones de tracción; manejar maquinaria pesada, transportar los troncos, exponerse a caminos sinuosos y a la caída de grandes ramas pueden causar lesiones severas.

Pescadores. Trabajan en botes para recolectar peces u otras especies acuáticas. Esta actividad es considerada de alto riesgo porque se enfrentan a la inclemencias del tiempo; al estar en mar abierto, el clima puede ser agresivo y generar grandes tormentas que pueden provocar accidentes a bordo. Estas personas están en peligro de resbalarse, enredarse en las redes o caer al mar.

Fuente: http://de10.com.mx/8945.html

 


Recreación y entretenimiento para mejorar la calidad del trabajo

Actualmente, muchas empresas han optado por ofrecer opciones de recreación a sus empleados, no sólo porque esto mejora su propia salud, sino porque se ha notado que mejora el rendimiento laboral y el sentido de pertenencia.

No sólo se trata de trabajar en una empresa y pare de contar. Con ciertas modificaciones puede crearse todo un ambiente de trabajo agradable, en donde se compartan cosas diferentes al trabajo que se realiza normalmente, y de paso, se goce de buena salud mental y física. El seguro de vida brinda tranquilidad mental y por ende bienestar.

Algunas empresas han integrado a su programación anual, actividades que incluyen juegos deportivos o reuniones (convivencias) que hacen que el ambiente laboral mejore notablemente.

Recreación, alimentación, deporte… Sobre todo en las empresas grandes, debido a las facilidades en sus instalaciones, han implementado gimnasios, cafeterías, sitios de esparcimiento internos que han cambiado la forma en que los empleados ven su empresa y lo que ésta tiene para ofrecerles.

Por ejemplo, si un empleado que trabaja todo el día en su oficina y, debido a las distancias en las ciudades no tiene tiempo suficiente para ir a almorzar a su casa, puede hacerlo en su sitio de trabajo (en una cafetería, por ejemplo), no pierde tanto tiempo ni se desgasta físicamente durante el traslado.

Lo que hacen las empresas es determinar un sitio que se usará sólo para comer y proveer la alimentación a los empleados a precios muy bajos. Así los empleados disfrutarán comiendo juntos y departiendo en un ambiente diferente al laboral.

Otras empresas por su parte han instalado gimnasios que pueden ser usados gratuitamente o a bajos costos en horas no laborales (antes o después de la hora de entrada o de salida del trabajo). El empleado que hace ejercicio, al contrario de llegar exhausto, tendrá sus energías renovadas y estará mucho más despierto que de costumbre. La calidad de vida previene accidentes.

Existen otras maneras de darle entretenimiento a los empleados, aún cuando las instalaciones físicas de la empresa no lo permitan. En la actualidad, casi todos los sistemas laborales en Latinoamérica cuentan con programas paralelos de recreación, salud, etc., como las cajas de compensación que ofrecen todos estos servicios. En ellas existen lugares especializados para las prácticas deportivas de todo tipo y a muy bajo costo o incluso gratuitamente.

Entretenimiento También se hace frecuente la organización de grupos deportivos en los que se compite al interior de la empresa por atractivos premios, que van desde pequeños objetos hasta dinero u horas libres para los ganadores. Esto no sólo anima a los participantes a hacer las cosas bien, sino que promueve la sana competencia y el compartir con todos los miembros de la empresa sin distinción alguna.

Educación Ya que todo no se trata de diversión, también la empresa puede ofrecerle a sus empleados cursos de capacitación alternos a los trabajos que se realizan normalmente. Por ejemplo, tal vez algunos empleados disfruten aprendiendo cosas que tengan que ver con sus carreras, como cursos de actualización o inglés. Pero habrá otros que prefieran salir de la rutina, aprendiendo artes nuevos como pintura, música, canto, baile, etc. y expandir más aún sus horizontes.

Tenga en cuenta que su empresa no recibirá más que beneficios si aplica correcta y claramente algunos de los consejos que le hemos dado. Su empleado tendrá mayor sentido de pertenencia y disfrutará cada día que trabaja con mayor placer.

Fuente:http://ww1.familiainstitucional.com/servlet/co.com.pragma.documenta.servlet.seccion.MostrarDocumento?idDocumento=118&seccion=/HOME/MAGAZIN/SALUDOCUPACIONA/


Trabajos Peligrosos

Cuáles son las profesiones de alto riesgo? Los dobles de cine norteamericanos caen desde altos edificios, pelean en automóviles en movimiento, reciben impactos y golpes. Los pescadores de cangrejos en la costa de Alaska trabajan noche y día en jornadas que pueden llegar hasta 48 horas, siempre con temperaturas bajo cero y vientos helados, mientras sus embarcaciones tambalean de un lado a otro por las fuertes olas, con un mar helado que los recibiría en caso de caer.

En Colombia, profesiones en conflicto En Colombia no hay industria del cine y las condiciones del mar no son tan salvajes como en Alaska. Aquí los riesgos son distintos y al menos en un 50% están asociados al conflicto interno que vivimos, haciendo que las profesiones de mayor riesgo sean:

  • Policías y fuerzas militares
  • Empresarios “secuestrables”
  • Senadores, gobernadores y alcaldes
  • Miembros de la misión médica y de la Cruz Roja Internacional
  • Pilotos
  • Periodistas en zonas de conflicto

Otras profesiones de riesgo Estas un poco más similares a las profesiones peligrosas en cualquier otro lugar del mundo, incluyen:

  • Mineros
  • Constructores de edificios
  • Deportistas extremos
  • Operadores en laboratorios y plantas donde se trabaja con químicos
  • Prostitutas y travestidos vinculados al negocio del sexo

Por servirle a la sociedad Uno supondría que por sus trabajos riesgosos estas personas reciben un mejor salario, pero esto sucede pocas veces. La verdad es que corren peligros por muy poco dinero, y más cuando algunos hacen sus labores “por servirle a la sociedad”. El contratar un seguro de vida asegura el futuro tuyo y de tu familia.

Precauciones Cuando la persona ya tiene experiencia se toma confianza con el trabajo que realiza, reduce su atención, cometiendo errores, incrementando así las posibilidades de riesgo, por lo tanto la primera precaución es NO bajar la guardia. A pesar de la trayectoria en el trabajo lo importante es mantener la atención siempre

En medio de sus trabajos, algunas precauciones son:

  • Si se trabaja con equipos de algún tipo, lo esencial es que estén en buen estado. Revisarlo siempre.
  • Si es piloto, estar atento al clima, a la postura, al cansancio, a la monotonía de volar durante horas viendo siempre el mismo paisaje.
  • Si se trata de periodistas, empresarios, o políticos, trata de evitar al máximo los lugares peligrosos, evitar las costumbres rutinarias como transitar por los mismos lugares y en horarios habituales.
  • Si se trata de mineros, mantener limpias las minas y espacios de trabajo, utilizar máscaras y cascos siempre, procurar por que el ambiente esté libre de polvo y residuos que pueden afectar los pulmones, mantener unas condiciones de iluminación óptimas, tener temporadas amplias de descanso para “desintoxicarse” del aire de la mina.
  • Si son policías o militares, en caso de resultar enfermos o afectados, mantener los periodos recomendados para recuperación, no salir a trabajar sin haberse repuesto del todo, cambiar siempre sus ropas cada vez que sea posible para no adquirir hongos o enfermedades de la piel, cuidar sus dientes, revisar siempre sus equipos, que en sus manos está su vida y las de muchas otras personas.
  • Si se trabaja en un laboratorio, conservar siempre las protecciones necesarias: guantes, gafas, cascos, aparatos respiradores, mantener unos altos estándares de limpieza, no dejar objetos mal puestos que pueden generar una caída, tener siempre a mano medidas de emergencia en caso de una fuga de materiales.
  • Si se trabaja en construcción, mantener medidas como uso de cascos, uso de guantes, cinturones de seguridad cuando se trabaja en alturas, escaleras bien revisadas, botas seguras y que protejan, pecheras y protectores para cuando sea necesario cargar objetos pesados.

Implementar medidas Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, los sectores con más accidentes de trabajo fueron Construcción, Agricultura y caza, e Industria. En cuanto al sexo, tienen mayor riesgo los hombres entre 18 y 25 años. El riesgo se duplica si tienen menos de dos años de experiencia en su cargo y trabajan en compañías de menos de 50 personas. Como vemos, hay profesiones muy peligrosas, pero en medio de todo, cada persona en su trabajo está expuesta a riesgos particulares. Por eso lo mejor es implementar acciones e iniciativas como las Brigadas de Riesgos, un tema útil, entretenido y claro que también tenemos para ustedes aquí en FamiliaInstitucional.

Fuente: http://ww1.familiainstitucional.com/servlet/co.com.pragma.documenta.servlet.seccion.MostrarDocumento?idDocumento=97&seccion=/HOME/MAGAZIN/SALUDOCUPACIONA/


Trabajos que presentan riesgos durante el embarazo

Seguridad en el trabajo

Hay ciertos trabajos que pueden presentar algunos riesgos para el embarazo. Es recomendable tener esto en cuenta cuando estás planeando un embarazo, o cuando sabes que estás embarazada. Esto no quiere decir que tengas que dejar tu puesto de trabajo, pero sí debes tomar ciertas precauciones o puedes solicitar realizar otras tareas mientras estés embarazada.
En ciertas ocasiones es posible solicitar una baja por incapacidad temporal, si las actividades del trabajo pueden poner en peligro al bebé.

Trabajos que requieren especial precaución

El contacto con microrganismos peligrosos o productos químicos durante el embarazo, y los esfuerzos físicos, son dos situaciones con las que hay que tener cuidado. Estas son algunas de las ocupaciones que pueden conllevar ciertos riesgos:
Maestras: Hay ciertas enfermedades infecciosas como la varicela o la quinta enfermedad, que son bastante comunes entre los niños pequeños que van al colegio. Si has pasado ya estas enfermedades en tu infancia no debes preocuparte, pero si nunca las has tenido, has de tomar precauciones. La rubéola es una enfermedad que resulta especialmente peligrosa para las mujeres embarazadas que nunca la han tenido, y aunque hoy en día se vacuna rutinariamente a los niños contra esta enfermedad, debes estar alerta ante casos de infección, si es que nunca la has pasado ni te han vacunado contra ella. Lávate las manos con frecuencia si trabajas con niños pequeños y no compartas alimentos con ellos.
Peluquerías: El trabajo en estos lugares implica a veces estar en contacto con tintes o productos de manicura para uñas sintéticas, que pueden ser muy fuertes. Sin embargo, con las medidas adecuadas, podrás seguir trabajando sin problemas durante el embarazo. Algunas de estas medidas son: abrir las ventanas del salón para ventilarlo tanto como sea posible, o bien usar un ventilador en las mesas de manicura, mantener cubierta la basura donde se desechan los productos químicos, y usar mascarillas para protegerte del polvo creado por las uñas sintéticas.
Limpieza profesional: En general, los productos de limpieza son seguros durante el embarazo, incluyendo el cloro y el amoníaco (aunque el olor tan fuerte que tienen puede causarles náuseas a algunas mujeres). Sin embargo, existen unos productos que se conocen como “disolventes orgánicos” que no es recomendable usar durante el embarazo. Los disolventes orgánicos incluyen los productos para desengrasar, eliminar la pintura o el barniz. Si tienes que usarlos en tu trabajo, utiliza guantes y asegúrate de que el área en la que estás trabajando esté bien ventilada. Además, procura no comer ni beber cuando estés manejando estos productos. Si estás limpiando en tu casa, siempre puedes usar productos más naturales para limpiar, como el bicarbonato o el limón, o bien alguno de los productos naturales que se comercializan.
Laboratorios, fábricas e imprentas: Hay unos disolventes conocidos como éteres de glicol que se utilizan en algunas fábricas, laboratorios de fotografía e imprentas, que pueden presentar riesgos para el embarazo. Si trabajas en un lugar donde se utilizan muchos productos químicos, puedes pedir información sobre los materiales que se usan o buscar en las bases de datos disponibles en Internet. En cualquier caso, si trabajas con productos químicos, es recomendable tomar ciertas precauciones como: usar guantes y/o mascarilla si es necesario, trabajar en un área bien ventilada y no comer ni beber mientras estés usando productos químicos. Además, si tu pareja o algún familiar que viva contigo trabaja en un lugar donde se maneje plomo, mercurio u otros productos químicos (fundiciones, reparación de radiadores de autos, fabricación de cristales emplomados, galerías de tiro, astilleros, etcétera) es recomendable que no entres en contacto con su ropa y que se duche antes de estar contigo o con tus otros hijos.
Trabajos que requieren esfuerzos físicos: Existen evidencias de que el trabajo físico pesado puede afectar el crecimiento del bebé. Si tu trabajo requiere que levantes peso, o que hagas un esfuerzo físico considerable, pide que te cambien las tareas que realizas, y si esto no es posible, solicita una incapacidad temporal.
Al contratar seguro de vida tenga en cuenta que asegura el futuro de su familia.

La Electricidad Puede ser Letal

Para decirlo claramente, la electricidad puede ser letal. Por eso es muy necesario que no se realicen actividades sin que se tomen las medidas de seguridad correspondientes, sobre todo también cuando se trabaje sobre algún circuito eléctrico. El seguro de vida asegura a los suyos y su futuro.

La norma básica que debe ser llevada a cabo siempre, es cortar la corriente eléctrica antes de comenzar cualquier tarea. Existe la posibilidad de cortar tan solo la corriente del circuito sobre el que se vaya a trabajar, quitando el fusible correspondiente.
Trabajar con la electricidad no es como trabajar en cualquier otra cosa, pues requiere de unos conocimientos más específicos y deben tomarse una serie de medidas de seguridad que eviten cualquier incidente desagradable.
También serán necesarias las precauciones que tienen que ver con las herramientas a utilizar. Deben ser las adecuadas del electricista, es decir, los destornilladores y los alicates con aislante. Por último en lo que se refiere al circuito eléctrico, antes de activar de nuevo la corriente habrá que comprobar que ningún cable pelado está en contacto con otro.
Además hay que tener en cuenta, de manera especial, las medidas específicas que se deberán adoptar cuando se trabaje cerca del agua, como por ejemplo, en un cuarto de baño. Hay que distinguir tres zonas: la zona de máxima protección o de prohibición se corresponde con la bañera y la ducha.
En estos lugares está completamente prohibida la instalación de cualquier aparato eléctrico. La segunda zona es la que rodea a la zona de máxima protección en un metro. En estos lugares, se pueden colocar o instalar aparatos eléctricos y enchufes de tipo 2 o que posean transformador de seguridad. La tercera zona o zona exterior es aquella en la que se pueden colocar aparatos que no tengan ninguna parte metálica y que necesariamente tengan toma de tierra.

Precauciones al trabajar con electricidad:

  •  Se debe usar ropa y calzadoadecuado para este trabajo.
  • No usar en el cuerpo piezas de metal, como cadenas, relojes, anillos, etc. ya que podrían ocasionar un corto circuito.
  • Cuando se trabaja cerca de partes con corriente o maquinaria, usar ropa ajustada y zapatos antideslizantes.
  • Es conveniente trabajar con guantesadecuados cuando se trabaja cerca de líneas de alto voltaje y proteger los cables con un material aislante.
  • Si no se tiene la seguridad del voltaje, o si está desactivado, no correr riesgos.
  • Deberán abrirse los interruptores completamente, no a la mitad y no cerrarlos hasta estar seguro de las condiciones del circuito.
  • Si se desconoce el circuito o si es una conexión complicada, familiarizarse primero y que todo esté correcto. Hacer un diagrama del circuito y estudiarlo detenidamente, si hay otra persona, pedirle que verifique las conexiones o bien dicho diagrama.
  • Y lo más importante, de ser posible operar el circuito con una sola mano.

Fuente: http://www.pac.com.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=4775:precauciones-necesarias-para-trabajar-con-la-electricidad&catid=67:seguridad-y-proteccion&Itemid=90


Peligros Asociados con la Electricidad

 La electricidad es una parte tan común de nuestras vidas que es fácil olvidar los peligros asociados con su uso. La falta de respeto hacia esos peligros trae como resultado un número elevado de muertes por electrocución en el trabajo y en el hogar. Los choques eléctricos lo suficientemente fuertes como para matar a una persona ocurren cuando la corriente de la electricidad viaja a través del cuerpo, especialmente cerca del corazón. El seguro de vida puede proteger el futuro de tu familia.

El choque eléctrico también puede causar:

• dolor intenso;

• daño a los nervios, músculos o tejidos;

• sangrado interno;

• pérdida de la coordinación y control muscular; y

• paro cardíaco.

Los choques eléctricos pueden evitarse siguiendo los siguientes procedimientos de seguridad.

 La electricidad siempre fluye a través del camino que ofrezca la menor resistencia. El cuerpo humano presenta poca resistencia a las corrientes eléctricas debido a su alto contenido de agua y electrólitos. Las siguientes condiciones se aprovechan de las buenas propiedades de conducción del cuerpo humano y pueden causar electrocución:

• el contacto con cables o alambres que no estén debidamente aislados;

• el contacto directo con conductores eléctricos tales como cables eléctricos; y

• tocar un artefacto cargado con electricidad con las manos mojadas o mientras está parado en agua.

 El flujo de la corriente eléctrica corriendo a través del cuerpo puede causar quemaduras graves internas y externas. Más aún, las severas quemaduras termales externas frecuentemente son el resultado del contacto directo con equipo recalentado por una corriente eléctrica.

Los circuitos o equipos sobrecargados pueden causar incendios o explosiones, especialmente si ocurren en áreas donde se almacenan substancias explosivas o inflamables.

Procedimientos

Para crear un ambiente de trabajo seguro se requieren prácticas de seguridad en el trabajo y la identificación de peligros comunes. Los siguientes procedimientos brindan una forma efectiva de reducir accidentes relacionados con la electricidad:

• use procedimientos de cierre/etiquetado antes de comenzar a trabajar en circuitos y equipos eléctricos;

• evite trabajar cerca de fuentes eléctricas cuando usted, sus alrededores, sus herramientas o su ropa estén mojadas;

• tenga una toalla o un trapo a la mano para secarse las manos;

• suspenda cualquier trabajo de electricidad al aire libre cuando comience a llover;

• ventile el área de trabajo para reducir peligros atmosféricos como polvo, vapores inflamables o exceso de oxígeno;

• mantenga un ambiente limpio y ordenado, libre de peligros;

• disponga ordenadamente las herramientas y equipos, colocando todo en su debido lugar después de cada uso;

• mantenga el área de trabajo libre de trapos, basura y otros escombros o desechos;

• limpie puntualmente los líquidos que se hayan derramado y mantenga los pisos completamente secos;

• use cables que son a prueba de agua al aire libre;

• asegúrese de que las tres patillas del enchufe estén intactas en todos los cables de extensión;

• proteja todos los cables eléctricos cuando los utilice en o alrededor de los pasillos;

• evite usar cables eléctricos cerca de calor, agua y materiales inflamables o explosivos; y

• nunca use un cable de extensión con el aislante dañado.

Fuente: http://www.wellnessproposals.com/safety/handouts/spstpelsafe.pdf


  • Copyright © 1996-2010 Seguros de Vida. All rights reserved.

    Búsquedas Sugeridas >>