Los accidentes domésticos son la principal causa de muerte de niños entre 7 y 5 años.

Estas cifras revelan que el hogar al igual que la calle, también puede transformarse en un entorno peligroso si no se toman los debidos cuidados. Están considerados como una «epidemia» del mundo moderno que afecta a la población más joven. La actitud de los adultos es fundamental para adquirir buenos hábitos y prevenirlos.

Según el diccionario, un accidente es un acontecimiento inesperado, fortuito. Los estudios coinciden en que ellos intervienen múltiples factores ambientales y personales para que sucedan.

«El accidente comienza antes de que ocurra y termina mucho después, a veces dura toda la vida porque causa la muerte de alguien y otras por ser motivo de discapacidades severas y permanentes que afectan a la víctima y su entorno», sostiene la Dra. Elida Vanella, especialista en el tema.

Paralelamente, se estima que por cada accidentado que muere, hay cerca de 45 casos graves que necesitan internación y cientos son asistidos en forma ambulatoria.

Las principales causas pueden ser:

CAÍDAS

Es el motivo de consulta más frecuente en todos los servicios de guardia. Los menores de un año caen de los cambiadores, cama o mesas. Cuando son más grandes las caídas se producen desde los techos, escaleras, árboles ya sea jugando o practicando deportes. Las lesiones dependen de la altura y de la superficie sobre las que caen.

La consecuencia más importante es el traumatismo encefalocraneano, que puede ser leve o grave, y causar diferentes discapacidades.

CONSEJOS

  • Elegir un cambiador amplio para que el bebé no caiga al girar sobre su cuerpo cuando lo están vistiendo.
  • Tener todos los elementos a mano para cambiar al bebé. No dejarlo ni un momento a solas.
  • Colocar protección en las camas altas, balcones y ventanas.
  • Iluminar escaleras y colocarles pasamanos, barandas y puertas en los extremos.

COCINA

Es el lugar de la casa donde se producen mas accidentes, por el fuego de las hornallas, del horno, preparaciones calientes, elementos filosos o productos de limpieza.

Las quemaduras causan mucho sufrimiento y dolor por su larga recuperación y las secuelas estéticas que suelen dejar. Las más frecuentes son por agua caliente, sobre todo en aquellos hogares que utilizan braseros o calentadores. En los casos de fuego directo o incendios, se agrega la intoxicación por monóxido de carbono. Es necesario revisar periódicamente estufas, calefones y salidas al exterior, más aún en lugares cerrados como departamentos.

CONSEJOS:

  • Al cocinar, utilizar las hornallas de atrás.
  • No dejar abierta la puerta del horno.
  • Colocar los mangos de sartenes y cacerolas hacia un costado.
  • Cuando traslada líquidos o alimentos calientes, dejar al niño en un lugar seguro.
  • Guardar los fósforos y enseñarle los peligros del fuego.
  • No tener material inflamable cerca.

ELECTRICIDAD

Causa lesiones muy graves, desde paro cardíaco hasta quemaduras profundas que pueden provocar la pérdida de los dedos de la mano. Los niños imitan a los mayores, por eso se debe dejar fuera de su alcance tostadoras, planchas y otros artefactos. Es común que muerdan cables o pongan elementos metálicos en los enchufes.

CONSEJOS:

  • Colocar disyuntores eléctricos.
  • No usar prolongadores ni cables que cuelguen.
  • Utilizar tapas protectoras en los enchufes.
  • No utilizar estufas eléctricas en el baño.

PRODUCTOS DE LIMPIEZA

Los limpiadores de horno, destapadores de cañerías, removedores de pintura, líquidos limpiadores de metales y productos para la limpieza de sanitarios contienen sustancias extremadamente peligrosas, abrasivas y de alta toxicidad. Además cuando se inhalan, irritan mucosas dificulatando la respiración. Si son ingeridos producen dolor en la boca y en el pecho.

CONSEJOS:

  • No diluir ni guardar en botella de gaseosas.

MEDICAMENTOS

Es la intoxicación más frecuente. Sedantes, aspirinetas o medicamentos deben estar guardados fuera del alcance de los chicos ya  que a ellos les llama la atención el color y además imitan conductas de los mayores. LOS NIÑOS Y EL AGUA

La asfixia por ahogamiento es un acciadente muy grave y típico de Mendoza, por su amplia red de riego, canales, acequias y piletas domiciliarias. De las 50 personas que mueren por esta causa al año, 30 son niños.

Una bañera, una pileta de plástico pueden ser escenario de una tragedia. Con 3 minutos y 10 cm de agua pueden ahogarse, sobre todo si las piletas están revestidas con material resbaladizo.

CONSEJOS:

  • Nunca se les debe dejar solos en el agua.
  • Enseñarles natación cuanto antes. No olvidar que un niño de 10 años tiene alta probabilidad de ahogarse aín sabiendo nadar.
  • En la piscina debe estar siempre acompañado por un adulto.
  • Colocar barreras físicas para que los chicos no se aproximen a zonas de riesgo (puentes, canales, acequias, pozos).
  • Las piscinasdeben estar rodeadas por una barrera de 1.30 m de altura o cubiertas con una red protectora.

LAS MASCOTAS

Si bien tener animales doméstico en la casa aporta grandes beneficios a los chicos, hay que tener en cuenta cómo cuidarlos. Los accidentes producidos por mordeduras de perros de gran porte son noticias en estos días. Por eso hay que consultar la raza apropiada.

CONSEJOS

  • No acercar la cara a perros o gatos.
  • No tocar animales desconocidos.
  • Evitar acercarse cuando comen o duermen.

PLAGUICIDAS

Junto con los insecticidas son de uso cotidiano en jardines y chacras cercanas. Los niños suelen intoxicarse con la manipulación de envases vacíos. No hay que provocar el vómito. sacarle la ropa, bañarlo y lavarle la boca con abundante agua para disminuir la acción del veneno. acudir al hospital más cercano.

EN VEHÍCULO

Recordar que los niños deben viajar en la parte posterior del automóvil, nunca en la falda de sus padres. Si son menores de 1 año, deben ir en una silla colgada del asiento del acompañante, mirando hacia atrás. Hasta los 4 años y si pesan menos de 20 Kgr, la silla debe ir colgada en el asiento posterior. Siempre con cinturón de seguridad. Al entrar  o sacar el vehículo hay que extremas precauciones. Las cajas de herramientas deben estar bien guardadas. no tener productos inflamables ni trapos o estopas con nafta.

Dra. Elida Vanella Jefa de terapia intensiva – Hospital Notti

Fuente: http://weblog.mendoza.edu.ar/salud/archives/000172.html